viernes, 19 de julio de 2013

BANDERILLAS CON SALSA TÁRTARA



No sé si a los demás les ocurre lo mismo pero a nosotros los fines de semana nos gusta mucho tomar un pequeño aperitivo antes de comer, para un día que no vamos corriendo se agradece sentarte a charrar un rato con una cervecita y algo de picar. Así que casi siempre preparamos algo, en ocasiones un poco más elaborado, pero otras muchas algo muy sencillo y que no de mucho trabajo.
Os presentamos un aperitivo facilísimo, y de lo más sabroso, la salsa que sobro con un poquito de pan… unhhh deliciosa, y genial para estos días de verano.

Ingredientes (para las brochetas):
·         12 gambas o gambones grandes cocidas.
·         6 huevos de codorniz cocidos.
·         6 olivas verdes sin hueso

Ingredientes (para la salsa tártara):

·         Mahonesa casera.
·         1 cucharada de mostaza (de calidad).
·         1 cucharada de pepinillos pequeños.
·         1 cucharadita de alcaparras.
·         1 cebolletas pequeña.
·         1 huevo cocido.

Preparación:

Montamos la brocheta con gamba pelada, oliva y medio huevo de codorniz cocido.
Esta salsa tártara es de lo más sencillo, en un bol amplio se pone la mayonesa y la mostaza, y se añaden todos los ingredientes, picado muy finamente, se mezcla bien y se reserva en la nevera.
A la hora de servir poner una buena cantidad de salsa, ya veréis que buenas están.

Recomendaciones:

1. Si tenéis la suerte de poder encontrar en el mercado gambas grandes frescas o langostinos frescos, a mi me gusta cocerlos en agua y sal durante 5 minutos, se pasan a un recipiente con agua y hielos y luego se escurren bien, se secan y al congelador.
2. Se puede poner también una anchoa en aceite de oliva, o un tomatito cherry, la imaginación al poder.

miércoles, 3 de julio de 2013

CANELONES DE BERENJENA CON CONFIT DE PATO


Que buenos, que suaves, y que de todo… Es de esos platos que han triunfado en casa, y la verdad es que no me extraña. Son un poquito laboriosos de hacer, pero luego son de lo más agradecidos.

Ingredientes (para dos personas):

  •       1 berenjena grande.
  •       1 muslo de confit de pato.
  •       ½ pechuga de pollo.
  •       1 cebolla de Fuentes.
  •       1 pimiento verde.
  •       Pate .
  •       Bechamel (ligera).
  •       Queso rallado.
  •       Tomate frito (casero a ser posible).
  •       Sal.
  •       Pimienta.
  •       Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE).
Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer es preparar nuestros «canelones»,  para ello cortaremos la berenjena a lo largo con un grosor de unos 3 milímetros, si tenéis mandolina perfecto, sino a cuchillo como nosotros.
Colocamos todos los filetes de berenjena sobre un plato con papel de cocina, y salamos, dejaremos como mínimo media hora para que la berenjena «llore» y por lo tanto, luego no amargue.
Preparamos el relleno.
Para ello cortamos la cebolla y el pimiento, muy finito, todo lo que podamos, y lo pondremos a pochar en una sartén amplia con un par de cucharadas de AOVE. Tiene que hacerse lentamente, sin prisas, para eso le pondremos un poquito de sal e iremos dándole vuelta lentamente.
Mientras, sacaremos el confit de su envase, y lo limpiaremos muy bien de toda la grasa que lleva, de la piel (que pena con lo rica que está doradita) y lo picaremos finito.
Cortaremos a trocitos muy pequeños la pechuga, y le pondremos sal y pimienta.
Cuando la verdura este pochadita (transparente pero no dorada) añadiremos primero la pechuga, y dejaremos que se haga muy brevemente, a continuación añadimos el confit de pato, y el paté. Daremos un par de vueltas y apagaremos el fuego, y además lo separaremos para que no se seque el relleno.
Añadir la bechamel al gusto de cada cual, a mi me gusta que quede bastante jugosa dentro y le pongo como unos 200 mililitros de bechamel, es decir, como la cantidad que coge en un vaso de agua, pero esto es opcional, al gusto de cada cual.
Dejaremos que el relleno se vaya enfriando.

Preparar la berenjena:
En una sartén amplia ponemos abundante AOVE, la berenjena si la freímos en abundante aceite aunque parece mentira coge menos aceite.

Secamos las tiras de berenjena, y las vamos friendo en el AOVE, pero no deben quedar doradas, solo deben quedar blanditas, lo suficiente para poder manejarlas.
Las sacamos y las vamos poniendo en papel de cocina, esto es imprescindible para que no quede aceitoso el plato. Incluso las presionaremos un poco con otro papel de cocina para que suelten todo el aceite. Cuando las tengamos todas, se tapan con papel, y se dejan reposar como media hora.

Montamos el plato:

En una fuente apta para horno, ponemos el tomate frito (fundamental que sea casero o tipo casero).
Cogemos una tira de berenjena ponemos el relleno, se cierra y se coloca sobre el tomate. Así con todas hasta terminar.
Se cubre con la bechamel, que recordad debe ser ligera, y se pone queso por encima, gratinamos durante unos 10 minutos y un plato de lujo en tu mesa.
Recomendaciones:
1. En este caso y para hacerlos un poco más especiales los hemos hecho con confit de pato, pero pueden hacerse perfectamente con otro tipo de carne, ternera, pollo, e incluso los he preparado alguna vez con la carne del cocido y también están muy ricos.
2. Se pueden congelar, pero en ese caso mejor hacerlo la bechamel por un sitio y las berenjenas por otro y sobre papel de cocina, no podemos olvidar que es un vegetal y como tal suelta agua.
3. Se pueden preparar con la berenjena escaldada en agua en vez de frita en aceite, pero el resultado es un poco más insípido.
4. Con calabacín también da muy buen resultado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...